Fer – Fer.marketing
Fer

Author Archives: Fer

Fer se especializa en CRO/Growth Hacking. Es estratega de marketing e ingeniero en información. Ha ayudado a cientos de empresas a automatizar y escalar sus campañas digitales.

Incrementa los ingresos de tu restaurante ofreciendo mercancía oficial

Te pongo el ejemplo de Hard Rock Cafe: ellos sirven sus cócteles en un vaso similar al de la foto, y te dicen que «por la compra de dos tragos y unos pocos dólares, te llevas el vaso». No pienses que tienes que tener una marca reconocida para que compren tus vasos; lo único que necesitas es una oferta irresistible. Si mandas a colocar tu logo en vasos de alta calidad y los usas para tus cervezas, tragos y/o jugos, puedes ofrecer los mismos en venta por un extra, tal como hace Hard Rock. Entrena a tu equipo para que siempre los ofrezcan, y no olvides entregarles un vaso nuevo en su caja, y no el que utilizaron.

5 hacks de Facebook Ads para sacar el máximo a tus campañas

No conozco los detalles de tu empresa, pero es probable que puedas sumar cientos de miles de dólares al ingreso del próximo trimestre aplicando cinco (5) hacks a tus campañas publicitarias de Facebook, y obtener un ROI de hasta 1000%. Sé lo frustrante que es escalar una campaña y pasar al siguiente nivel cuando al mismo tiempo tienes que estar al día con los cambios del algoritmo de la plataforma, además de ser responsable de tu empresa. Para una empresa que gasta decenas de miles de dólares al mes en una campaña, los cambios más pequeños pueden traducirse en millones de dólares adicionales cada año, y con ello muchas posibilidades. Saca el máximo a tus campañas actuales aplicando los siguientes hacks:

Hack #1: Dale al público lo que quiere: subtítulos nativos. Espera, ¿qué?

Una buena parte de las personas prefieren consumir videos publicitarios en silencio, principalmente para no interrumpir a sus colegas en reuniones importantes. Si no hay subtítulos, significa que no es momento para ver este video, y saltan el anuncio. Algunos “expertos” resuelven esto incrustando subtítulos directamente en el video, pero esto trae problemas, ya que dependerá de la calidad del video y la pantalla del dispositivo. Una conexión lenta puede arruinarte un potencial cliente, mientras que con subtítulos nativos, incluso con conexión lenta, puedes conseguir la conversión.

Para solucionarlo y capturar a este público ninja, crea archivos de subtítulos para los videos que utilizas en tus campañas, y súbelos al Ads Manager de Facebook en formato .SRT. De esta manera, los subtítulos aparecerán de manera dinámica sobre el video, y se podrán leer a la perfección sin importar las demás variables. No tienes que volver a subir los videos, solo agregar los archivos de subtítulos.

  1. En tu anuncio, haces clic en Edit Video o Editar Video.2. 
  2. Luego, haces clic en Captions, al final de las opciones.

3. Después clic en el botón “Upload SRT File”, y subes uno a uno los archivos.

En el ejemplo anterior, subí tres archivos: Español Latinoamérica, Español España, e Inglés Estados Unidos. Los nombres de los archivos deben ser como se indica a continuación:

  • filename.en_US.srt
  • filename.es_LA.srt
  • filename.es_ES.srt

En la opción de Backup Language, configuré Español Latinoamérica. El Backup Language, es el idioma en que se mostrarán los subtítulos cuando el usuario tiene un idioma distinto tanto a Inglés como a Español. Puedes agregar cuantos archivos de subtítulos consideres necesarios para tu campaña.

Hack #2: Cubre los pequeños agujeros que están derramando el dinero de tus próximas vacaciones

Existen variaciones de tus anuncios que no convierten, como las que se muestran en ciertos dispositivos. Esto siempre variará según la campaña e industria, pero podemos ver claramente los detalles de aquello que está funcionando en cualquier campaña, y aquello que no.

En el administrador de anuncios, luego de seleccionar la campaña que queremos analizar, haz clic en Breakdown. Obtendrás un listado con distintos filtros.

Vamos a seleccionar Placement o Ubicación.

Obtendremos algo como esto:

En la imagen anterior, se puede apreciar lo siguiente:

  • El resultado que mejor está funcionando, por mucho, es el feed móvil de Facebook, por lo que podríamos enfocar todos los esfuerzos en este lugar específico.
  • Para Instagram, tanto feed como historias, han producido resultados por un costo similar, sin embargo superior al anterior (la decisión de dejarlo activado o no, depende de los objetivos y costo de adquisición que se permite cada empresa. Si es un poco más caro que tu ubicación estrella, pero aún con un retorno favorable, lo ideal es dejarlo).
  • Por último, apreciamos que en la categoría Instant Articles, no ha habido conversiones en un buen tiempo, por lo que sería pertinente desactivarlo, para así dar más presupuesto a lo que está funcionando.

Hack #3: conviértete en un súper espía

No realmente. Pero sí en alguien que hace un estudio de mercado totalmente transparente y lo utiliza a su favor. Desde hace unos meses, es posible ver los anuncios de cualquier empresa que esté anunciando en Facebook, y así tomar un poco de inspiración. Muchas veces descubrirás un ángulo nuevo que no estabas tomando en cuenta, y esto te permitirá pensar en buenas estrategias.

Facebook fue tan gentil con nosotros, que colocó una URL dedicada llamada “Ad Library”, y puedes acceder en: //facebook.com/ads/library

Una vez allí, solo debes escribir el nombre de tu competidor y elegir su página. 

Si por ejemplo buscamos McDonald’s, fácilmente obtendremos el perfil con fecha en que fue creada su página, así como una cantidad exorbitante de distintos anuncios, incluyendo todas sus versiones A/B con que hacen distintas pruebas.

Incluso podremos aplicar filtros más avanzados, como ver las promociones que sólo correspondan a los últimos 7 días y están apareciendo en el Messenger de Facebook, una ubicación específica.

Hack #4: Persigue a tus prospectos con un hacha

Solo si vendes hachas. De lo contrario, persíguelos con tu producto. Me refiero a llevar tu retargeting al siguiente nivel. La gran mayoría de los clientes no están listos para tu producto desde el primer momento en que se les presenta. Las personas abandonan el carrito de compras, o posponen esa visita a tu negocio, y después simplemente olvidan continuar. Es tu trabajo recordar a todos constantemente sobre tu oferta (o cual sea tu llamado a la acción).

Para comenzar, crea todas las audiencias personalizadas que tengan sentido para el objetivo de tu campaña.

Supongamos que tienes una campaña que va dirigida a audiencias que ya conocen tu marca. Podrías crear las siguientes audiencias personalizadas:

  1. Todo el que se registró a través de tu lead magnet en la cima de tu embudo de ventas.
  2. Todo el que se registró para recibir actualizaciones de contenido de publicaciones específicas en tu Blog.
  3. Visitantes de tu página de ventas.
  4. Visitantes de tu página web basado en la cantidad de días que han pasado desde que te visitaron (una semana, un mes, 6 meses).
  5. Frecuencia de visitas a la página de ventas. Por ejemplo, el 20% que más veces visitó tu página, o aquellos que visitaron 3 veces o más.
  6. Personas que interactuaron con tus videos publicitarios.

A cada una de estas audiencias, además de seguir sumando valor al mientras manejas las objeciones más comunes con el contenido que les envías, es importante mostrar prueba social de tus servicios o productos (casos de estudio, testimonios), además del correspondiente llamado a la acción según aquello que quieres que hagan.

Hack #5: Utiliza reglas automáticas para no atormentar con el mismo anuncio una y otra vez

A nadie le gusta ver el mismo anuncio más de dos o tres veces. En muchas ocasiones, nuestra frecuencia habrá superado 2.0 ó 3.0, sin haber consumido aún la totalidad del presupuesto. Es normal que el costo por resultado comience a subir en este punto, ya que las personas que aún están atendiendo a tu CTA (llamado a la acción) les está tomando muchas más visualizaciones tomar la decisión y Facebook te está cobrando más. Probablemente tú mismo has detenido una campaña debido a esto, y sabes cuál es la frecuencia ideal para tus campañas. Lo ideal entonces, es detener la campaña en el momento que supere esa frecuencia, pero de manera automática.

Con las Reglas de Facebook, podemos configurar esta automatización, y así aplicar las acciones deseadas.

  1. En el panel de anuncios, seleccionamos la campaña para la cual queremos aplicar la regla. Luego vamos al menú de los tres puntos.
2
  1. Una vez allí, hacemos clic en Crear Nueva Regla o Create A New Rule.
  1. En el panel, podremos seleccionar si queremos que la regla sea aplicada a una o varias campañas específicas, o también a grupos de anuncios específicos. También debemos especificar la condición, es decir, aquello que tiene que suceder para que la regla se cumpla, y también en qué momentos puede suceder y a quién debemos notificar. En el ejemplo, creé una regla para detener una campaña una vez que el costo por resultado, en este caso por lead, ha superado los $20 dólares. La regla se ejecuta cada 30 minutos, y envía una notificación por email.

Con las reglas puedes aplicar una acción cuando cualquier cosa importante suceda. Puedes subir y bajar el presupuesto, o pausar campañas que no están dando resultados o que ya fueron vistas por la audiencia entera un par de veces.

¿Quieres un checklist práctico con 3 hacks adicionales para optimizar tus campañas de Facebook? Te invito a suscribirte y descargar mi checklist actualizado, con un total de 8 hacks prácticos. Además, te enviaré información de mucho valor para que tus campañas se mantengan relevantes durante 2020.

Si quieres más clientes, reduce tu menú

Como ya habrás descubierto en esta vida, hagas lo que hagas, nunca podrás agradar a todo el mundo. No importa lo buenas que sean tus intenciones, o lo buena que sean tus quesadillas, siempre alguien tendrá algo que decir, por cualquiera de las razones (si vendes quesadillas, por favor nunca uses cheddar de mala calidad ????).

¿Qué te quiero decir con todo esto?

Un menú con excesivas opciones, pensando que así complacerás a la ciudad entera y venderás más, es el peor de los errores, y pone en peligro todo tu negocio.

Con un menú extenso, necesitas tener un supermercado entero en tu cocina. Cuando ofreces tantos platos, ninguno es especial, y los visitantes sufren de mucho estrés al momento de elegir. Una vez fui a un supermercado Taiwanés y el menú tenía más de 200 platos. Elegir la comida fue una experiencia dolorosa. Luego de un rato leyendo aquella enciclopedia, finalmente elegí algunos platos, pero no todos estaban disponibles, por lo que tuve que leyendo.

Mientras más opciones tenemos, más nos paralizamos y terminamos agotando nuestra fuerza de voluntad antes de siquiera haber tomado una decisión. ¿Caso real? Netflix. ¿Cuánto tiempo pasas decidiendo lo que vas a ver? (¿y cuántas veces se ha quedado dormida tu pareja?).

No intentes ser todo para todos. Limita tu menú a un máximo de 15 platos, entradas y principales incluidos. No tengas miedo en tener unos pocos platos excelentes que se pueden practicar y perfeccionar a diario, en vez de un catálogo de Nivea.

Recuerda que si necesitas ayuda con tu restaurante, puedes pedir tu cita gratuita haciendo clic aquí.

¿Quieres un restaurante exitoso? Comienza por tu mentalidad

Hoy no te hablaré de alguna estrategia para generar clientes, pero sí de algo más importante que se refleja en tu restaurante y la manera en que triunfa (o fracasa) épicamente.

Todo lo que haces y lo que no haces, tiene un impacto directo en los resultados que generará tu negocio.

  • Si no le paras bolas a tu cocina (pregúntale a tu vecino Venezolano qué significa esto), tus platos comenzarán a salir de manera incorrecta o la calidad no será constante.
  • Si descuidas la calidad de tus fotografías, o a la persona encargada de las mismas, esto impactará de alguna manera.
  • Y si descuidas lo más importante aparte de tus clientes: tu equipo de trabajo, tu negocio se va al carajo garantizado.

Mi recomendación

Asume que eres el único culpable de todo lo que pasa. No digo que te caigas a latigazos (al menos que eso sea lo tuyo), pero si la comida sale lenta, es tu culpa no tomar acción inmediata para resolverlo. Colocar la culpa en alguien más, como en los cocineros, es simplemente una forma de ignorar la realidad.

Al manejar un negocio, encuentro que asumir la culpa de todo funciona muy bien. Si eres capaz de apartar por completo tu ego y comienzas a pensar «soy el responsable de los resultados», tu cerebro comenzará a trabajar de manera distinta. Será como supervisarte a ti mismo, o regañarte, pero en vez de reaccionar de forma infantil, asumirás tu rol e irás directamente a aplicar los cambios necesarios, volviéndote cada día mejor, y dando así mucha satisfacción a tu supervisor, que eres tú mismo. No tengo que culpar al cocinero porque ese plato vegano salió con carne, ya que fui yo quien lo contrató y dio las instrucciones de lo que debía y no debía hacer. No debes pensar como jefe, sino como líder. Tienes que guiarlos y acabar con la jerarquía tradicional y anticuada. También tienes que motivar a tu equipo y demostrarles que siempre pueden ser mejores, porque seguramente lo son, solo que no han sido impulsados a sacar lo mejor de sí. Tampoco debes pensar en problemas, sino en soluciones. Hay personas que encuentran un problema en todo, y esto no es compatible con esto de ser tu propio jefe.

¿Cómo cambiar la mentalidad?

  • El por qué: cada día, debes recordar porqué te metiste en todo este lío y visualizar ese gran objetivo como fortaleza para dar lo mejor de ti. El café también ayuda.
  • El nuevo tú: debes asimilar que la persona que eres actualmente y la persona de mucho éxito en que aspiras convertirte, no son la misma y por ello tienes que matarte, y dar paso a ese nuevo , y ser acorde en tus acciones. Filosofía aparte, todo es mejor con desodorante y un buen corte de cabello.
  • Tu creación: probablemente pasas más tiempo atendiendo a tu negocio que a tu familia y amigos. Tu negocio es como un bebé, y debes cuidarlo de forma apropiada, sin esperar que alguien más le cambie los pañales. No digo que no delegues, digo que no descuides.
  • Tu héroe: cuando eras niño, seguro querías ser como alguien más cuando fueses grande. Aplicando esta lógica, explora los restaurantes y negocios que más admiras, y ve cómo puedes parecerte más a ellos. La idea no es que copies, sino que adaptes las mejores ideas a tu propio mundo.

Por último, el mayor secreto está en obsesionarte. ¿Alguna vez viste a una persona excesivamente enamorada, al borde de la locura? Razón tenía la chica cuando le dijo a Romeo «No, no es amor lo que tu sientes se llama obsesión«. Para cambiar tu mentalidad por completo, tienes que obsesionarte con tu negocio, de la misma forma que Romeo se obsesionó con la chica (solo que nadie te demandará por acoso).

¿Aún no pides tu cita para conversar y ver cómo te podemos ayudar con tu restaurante? Haz clic aquí.

Facebook Ads no es un casino

Estimados dueños de restaurantes:

Facebook Ads no es un casino, no lo trates como tal. La barrera de entrada a la publicidad en línea es tan baja, que nos hace pensar que todo es muy sencillo. Además, infinidad de «expertos» hacen creer que es tan simple, que lo puedes hacer tú mismo sin ninguna preparación, y siempre obteniendo resultados consistentes. Otros imitan y se auto engañan: ven anuncios a diario por todas partes, y copian lo que ven, para después no saber por qué fallaron. Mucha gente sin experiencia se me acerca con planteamientos del tipo «Listo, ya tengo a mi cliente ideal definido, mujeres entre 25 y 35 que les gusta ser fitness, pero me gasté 50 dólares, mi video lo vieron 1,200 personas, pero ninguna venta, ¿será que pruebo con otros intereses?». Cuando confunden datos demográficos con cliente ideal, ya sabes que esa persona no tiene la más mínima idea, pero peor, piensa que va por buen camino y solo es cuestión de encontrar el pequeño error para que todo funcione como lo imagina.

Algo tan esencial como el marketing de tu negocio no debería tomarse a la ligera, porque de ello puede depender tu éxito (o fracaso). ¿También te encargarías de la contabilidad e impuestos del negocio probando y viendo cómo va saliendo? ¿Un par de tutoriales en YouTube y ya no es necesario el contador, ni el abogado? ¿Arriesgarías una multa o que te cierren el negocio? ¿Para qué ir al médico, si buscando mis síntomas en Google me sale más barato y resuelvo yo mismo?

Por más pequeño que sea un restaurante, si no te formas en esa área que esperas dominar, empezarás a perder dinero, y le echarás la culpa a Facebook, diciendo que no funciona o que los clics están muy caros, cuando tú eres el único responsable. Si no estás en condiciones de invertir dinero en tu restaurante (que resulta mucho más barato que invertir tu tiempo, que no se recupera), entonces invierte tu tiempo en FACEBOOK BLUEPRINT: son todos los cursos OFICIALES de Facebook Ads, completamente GRATIS (que irónicamente podría hacer que le prestes menos atención que si tuvieses que pagar por el acceso a ello), y allí aprenderás todo lo necesario antes de comenzar a experimentar y no saber por qué estás perdiendo tu dinero ni cómo y dónde aplicar mejorías.

Si tu visión es ser dueño de pequeño negocio para siempre y te sientes cómodo allí, entonces vuélvete el mejor en marketing y no lo dejes al azar. Si tu visión es de crecimiento, aprende a quitarte del medio y comienza a delegar. Tú (y tu ego) son el mayor estorbo para tu propio éxito.

Si vas a contratar a una agencia o experto, una forma fácil y rápida de saber si son piratas es viendo lo que te ofrecen o las preguntas que hacen: si te ofrecen algo genérico no orientado a resultados financieros cuantificables, ejemplo «por $2,000 dólares al mes, te vamos a manejar el Instagram y el Facebook, publicaremos todos los días, subiremos contenido a tu blog, y encenderemos una velita a los santos para que te lleguen muchos clientes», huye. Si caes en este tipo de servicio, tú eres tan ignorante como ellos, y al final pasarán algunos meses juntos hasta que se divorcien, tú por mal cliente y ellos por mal agencia, y vayas por la próxima agencia, o peor, decidas hacerlo tú mismo.

Si en vez de ofrecerte cosas, comienzan evaluando tus necesidades reales y objetivos tangibles, sabrás que estás en mejores manos. Ejemplo: ¿cuántos clientes quisieras obtener mensualmente producto de los esfuerzos de marketing digital? ¿100 clientes? Perfecto, ¿cuánto representa un cliente fijo para tu negocio durante un año? ¿$120 dólares? Perfecto, ¿y cuántas personas que te visitan, se vuelven clientes? ¿1 de cada 10? ¿10%? Perfecto. Entonces quieres 100 clientes que te representarán un beneficio extra de $12,000 al año. Para ello necesitas 1000 leads o potenciales clientes por mes, y así fidelizas al menos 100. Nosotros te vamos a garantizar cada lead en $4 dólares, por lo que nunca gastarás más de $40 por cliente adquirido, y tendrás un retorno mínimo del 200% sobre tu inversión. Nos pagarás $4,000 mensuales, y obtendrás al menos $12,000 en bruto. Y sobre nuestra garantía, si solo te pudiésemos generar, digamos, 800 leads, te devolveríamos $800. Automáticamente se rompe aquello de «está caro», que no es más que una forma de decir que no hay objetivos claros, ya que no sabes qué esperar.

Por último, cuatro preguntas para incrementar tus posibilidades de éxito haciendo marketing digital con Facebook Ads:

1) ¿Tienes visualizado claramente a tu audiencia y cliente ideal para el restaurante?
2) ¿Comprendes perfectamente las necesidades de tu cliente ideal?
3) ¿Tienes una propuesta gastronómica que resuelva ese problema?
4) ¿Tienes una oferta irresistible para llamar su atención?

Preparé un checklist en PDF con un resumen de los pasos exactos que utilicé para llevar al restaurante de mi amigo a recibir 50 registros diarios de personas interesadas en su oferta, todos los días. Para descargar el mismo, simplemente comenta «checklist» y te lo enviaré por privado 🙂